• 1/1
07/05/2019 - BLOG AVÈNE

Que pasa con tu piel a través de los años

Una verdad que no podemos negar en esta vida es que todos envejecemos. Es un proceso inherente al ser humano, algo que llega después de una serie de cambios estructurales y funcionales generados por el paso de los años.

Estos cambios no son lineales y su relación con la edad es relativa; ya que algunas personas presentan una excelente salud y son independientes aún ya siendo mayores, mientras que otras manifiestan deterioro en su salud física y mental, con mayor dependencia de los demás1.

Todas las células y órganos del cuerpo pasan por este proceso, ¡incluso nuestra piel!

Conoce como se genera el envejecimiento:
    1. Crono envejecimiento (del griego cronos = tiempo): es ese que llegará por cuestión de genética, tiene influencia de las hormonas y está directamente relacionado con la edad. En las pieles claras y secas se nota más este tipo de envejecimiento2.

    2. Foto envejecimiento (Foto = luz): este es el que depende de los factores externos, principalmente la radiación ultravioleta (RUV). Otros factores que lo pueden acelerar son: contaminación, estrés, tabaco y malos hábitos alimenticios, entre otros; los cuales generan radicales libres que contribuyen a la oxidación y alteración de las células2.

Los cambios que puede sufrir nuestra piel debido a estos tipos de envejecimiento son:

  • A partir de los 20 años de edad empezamos a perder fibras de colágeno y elastina, que se incrementa un 3.7% cada año4, lo que se traduce en pérdida de flexibilidad, densidad y firmeza de la piel; presentando las famosas arrugas.

  • Alrededor de los 30 años, las arrugas mecánicas, es decir aquellas que nos permitir expresar emociones, se empiezan a marcar más con la gesticulación, como son las arrugas transversales de la frente, el entrecejo y las arrugas perioculares o “patas de gallo”.

  • A partir de los 40 años algunas de las arrugas de la expresión pueden notarse sutilmente en reposo, como las que se encuentran a nivel del entrecejo y algunos surcos del rostro empiezan a profundizarse, como los surcos nasolabiales, que van de las alas nasales hacia la comisura bucal.

  • Desde los 50 años de edad, se pueden presentar arrugas estáticas, es decir en reposo, como son las líneas de marioneta (de la comisura bucal hacia el mentón), el código de barras (arrugas alrededor del labio superior) y arrugas en cuello y escote. Por si fuera poco empieza a disminuir el soporte que dan los músculos y la grasa al tercio medio del rostro, lo que genera mayor peso en el tercio inferior y se pierde la definición del contorno facial.

Todas estas arrugas pueden ser más marcadas en personas, que por cuestión genética, realizan más gestos o por factores externos como son la exposición solar, tabaquismo, estrés, contaminación, alimentación desequilibrada y dormir poco.
 
Además el ácido hialurónico, que tiene como función retener agua en la piel, manteniendo su elasticidad y volumen, disminuye progresivamente con la edad, por lo que se puede presentar flacidez y deshidratación3,4.
 
Estos cambios generan pérdida de luminosidad, resequedad, presencia de manchas oscuras o blancas y venitas rojas dilatadas. También puede suceder que la piel se adelgace progresivamente y que los vasitos capilares presenten mayor fragilidad, lo cual se nota con moretones y manchas de color púrpura2-4.
 
Si bien, no hay forma de detener el envejecimiento causado por el tiempo, sí podemos actuar sobre los factores externos, de lo cual hablaremos próximamente.
 
Dra. María del Carmen de la Torre Sánchez
Dermatóloga
Cédula Profesional: 5729720
Cédula de Especialidad: 8567602
Contacto: docmact@yahoo.com
 
Referencias:
      

    1. Envejecimiento y salud. Organización Mundial de la Salud. 5 de febrero 2018.
        En: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/envejecimiento-y-salud
    2. Kanaki T y cols. Biomarkers of skin aging. Rev Endocr Metab Disord 2016; 17 : 433-442.
    3. Rouvrais C,Bacqueville D, Bogdanowicz P, haure M, Duprat L, Coutaceaus C, et al.
        A new dermocosmetic containing retinaldehyde, delta-tocopherol glucoside and glycylglycine oleamide for managing naturally aged skin:
        results from in vitro to clinical studiesClinical, Cosmetic and Investigational Dermatology 2017:10 1–8.
    4. Kaya G, Saurat JH. Dermatoporosis: A new concept in skin aging. 
          European Geriatric Medicine. 2010; 1:216-19.

 

Send by email

La piel de cada persona tiene diferentes necesidades,
encuentra tu rutina perfecta Eau Thermale Avène.

Iniciar
  • Recomendaciones de productos para resolver los problemas de tu piel
  • Accede a tus productos favoritos y opiniones
  • Registro de tus compras para premiar tu fidelidad
Regístrate ahora

Búsqueda

Login required

Debes ingresar con tu cuenta de Avène para guardar esta información


Login or create an account