Consejos de los expertos para el cuidado de la piel con rojeces Avene

Rojeces

Las rojeces del rostro son características de las pieles sensibles, son pieles que se distinguen por una reactividad exacerbada de la piel y los vasos cutáneos.

Opinión de los expertos

Preguntas / Respuestas
  • Las rojeces se producen a menudo en personas con un tipo de piel particular, llamada piel vaso-reactiva. Al igual que el color de la piel, la vaso-reactividad es un terreno familiar, y es particularmente frecuente en ciertos países (como Escocia).

  • En este terreno favorecedor, varias circunstancias desencadenan los flushes (rojeces y bocanadas de calor). Por ejemplo, los platos demasiado calientes, demasiado especiados, demasiado rápidos.

  • ¡No, al contrario! Cuidado con las quemaduras de sol y el efecto calor. Es conveniente no exponerse demasiado al sol y utilizar sistemáticamente cremas solares de índices elevados.

  • Los antibióticos aconsejados en la rosácea pertenecen a la familia de las tetraciclinas. Se conocen desde varias décadas y los médicos están familiarizados con su manejo. Muchas personas (por ejemplo las acneicas) fueron tratadas durante períodos de varios meses, y la buena tolerancia de estos medicamento ha sido bien establecida.
    Tu médico te informará sobre los principales efectos secundarios posibles, que son raros.
    Prudencia: las tetraciclinas pueden aumentar la sensibilidad al sol (y están contra-indicadas en el embarazo y en niños).

  • Los láseres (existen varios tipos) permiten coagular los vasos dérmicos y disminuir las rojeces. La mejora de la cuperosis y de las rojeces permanentes es muy apreciable. La intervención no es totalemente indolora: hay una sensación de quemadura o de picazón, durante varios minutos.
    Algunas técnicas (enfriamiento, crema anestésica) permitan remediar esto.

Rojeces

Las pieles sensibles tienen en común que reaccionan rápida y excesivamente a un cambio de temperatura, al frío, al viento, a productos de higiene o de limpieza irritantes, a cuidados inadaptados.
Las rojeces son más o menos intermitentes, pero siempre desagradables y molestas.
Ningún tipo de piel está exento: se da tanto en las pieles secas como en las pieles grasas o mixtas.



Una cuestión de niveles

 

La rojez intermitente: el flush : es una reacción de vasodilatación aguda, que puede deberse a:
- Muy a menudo a una situación trivial o un poco "estresante": una pregunta para un estudiante, una entrevista laboral, una conversación afectivamente emocionante o conflictiva...
- A un cambio de temperatura, que modifica la circulación de la sangre en el rostro.
- A una alimentación demasiado caliente, bebidas con alcohol o algunos alimentos (especias, mostaza...).
- Raramente, a una enfermedad general. 


 
  • La rojez intermitente que se vuelve permanente: la eritrosis
    Durante un flush, los vasos del rostro se dilatan rápidamente, luego vuelven a la normalidad.
    A la larga, las rojeces pueden volverse permanentes, sobre todo en las mejillas. Es lo que se llama eritrosis.



 
  • La eritrosis que se acentúa: la cuperosis.
    Algunos vasos están más dilatados que otros y se observan a simple vista. Estos pequeños vasos rojos (o telangiectasias para el médico) constituyen lo que conmúnmente se llama la cuperosis.


 
  • Aparecen abcesos: la rosácea.
    Antes llamada acné rosácea, porque además de las rojeces incluye granos que recuerdan el acné de los adolescentes.
    Granos blancos (pústulas) particularmente poco agradables en el rostro.

 





Los cuidados


Afortunadamente, todos estos casos pueden tratarse.
Para ser eficaz, el médico comienza eliminando enfermedades de piel que pueden acarrear rojeces en el rostro. Como la dermatitis atópica, la dermatitis seborreica, los eczémas de contacto y las dermitis irritativas.

Luego, según el caso, recurre a:

  • cuidados dermo-cosméticos activos sobre la dilatación de los vasos del rostro, como el ruscus, por ejemplo, de origen vegetal. En todos los casos, es necesario un uso prolongado para obtener un resultado satisfactorio.
  • antibióticos por vía oral (las tetraciclinas son las más utilizadas).
  • tratamientos locales, a menudo metronidazol.
  • electrocoagulaciones que permiten coagular los vasos dilatados.
  • más recientemente láseres vasculares, que permiten acciones más profundas y reducen los riesgos de cicatrices.
Send by email
  • Consejos personalizados para el cuidado de la piel
  • Promociones especiales y dinámicas
  • Opinión sobre tus productos favoritos

La piel de cada persona tiene diferentes necesidades,
encuentra tu rutina perfecta Eau Thermale Avène.

Iniciar
  • Recomendaciones de productos para resolver los problemas de tu piel
  • Accede a tus productos favoritos y opiniones
  • Registro de tus compras para premiar tu fidelidad
Regístrate ahora
Califica del 1 al 5
Rojeces
Validate

Búsqueda

Login required

Debes ingresar con tu cuenta de Avène para guardar esta información


Login or create an account