Bálsamos antipicores Bálsamos antipicores

Picor en la piel... Te despiertas por los picores nocturnos, ¡una necesidad irrefrenable de rascarse! Necesitas urgentemente calmar esa picazón. Utiliza nuestros productos de cuidado antipicor para dar a tu piel un alivio rápido y duradero.

1 resultado

MÁS INFORMACIÓN

Causas de los picores

El picor en las piernas y en el resto del cuerpo puede estar causado por diversas afecciones, por lo que es mejor consultar a un médico o dermatólogo si se vuelve persistente, intenso o generalizado.

Las causas más comunes de los picores son:

  • Afecciones cutáneas como eccema atópico, psoriasis, urticaria. Sus síntomas son enrojecimiento localizado, pequeñas manchas o descamación y picor, también conocido como prurito.
  • La piel seca, que es más común en un clima seco.
  • Efectos secundarios de rutinas de cuidado específicos, especialmente las rutinas de cuidado contra el cáncer.
  • Reacciones alérgicas a cosméticos, detergentes específicos, medicamentos, etc.
  • Algunas afecciones, como la insuficiencia renal, la hepatitis y el herpes zóster, por ejemplo, provocan picores en todo el cuerpo sin lesiones cutáneas.
  • El embarazo, que hace que la piel se estire.

¿Cómo se alivia el picor?

El picor de la piel con erupciones como rojeces, manchas o ampollas puede afectar la calidad de vida y el confort de la persona afectada. Por lo tanto, calmar el picor con éxito y de forma duradera te ayudará a relajarte en tu vida diaria.

En primer lugar, es importante identificar la causa del picor: ¿se debe a una afección interna o a factores externos? ¿Cuál podría ser el agente alergénico responsable? Una consulta con un médico o dermatólogo puede ser de gran ayuda en esta fase, además de proporcionarte la rutina de cuidado más adecuado, sobre todo si se trata de una afección.

Algunos consejos para acabar gradualmente con el picor o el prurito:

  • Alivia el picor con una crema o bálsamo antirritación.
  • Aplica diariamente un producto de cuidado emoliente adaptado a tu tipo de piel atópica o piel hipersensible.
  • Limpia la piel con un producto limpiador suave y sin jabón.
  • Calma tu piel con pulverizaciones o compresas de Agua termal de Avène.
  • Cortarse las uñas y lavarse las manos con regularidad ayuda a evitar el riesgo de infección bacteriana, especialmente en los niños.
  • Evita el contacto con el alérgeno responsable de las alergias, si es el caso.
  • H2: Deja de rascarte utilizando un bálsamo antipicor

Eau Thermale Avène ha desarrollado, con la línea XeraCalm A.D, un conjunto de cuidados antipicores y relipidizantes que complementan y refuerzan la acción del bálsamo antipicor.

La rutina diaria de hidratación y cuidados emolientes de XeraCalm A.D puede hacer desaparecer el picor y la sequedad de la piel en tan solo cinco días en el caso de las pieles muy secas y atópicas.

El primer paso es evitar ducharse con agua demasiado caliente, para que la piel no se reseque más. Utiliza un limpiador ultraenriquecido o un aceite limpiador como la Barra limpiadora ultraenriquecida XeraCalm A.D y el de la misma línea.

A continuación, coloca una pequeña cantidad del Bálsamo restaurador de lípidos XeraCalm A.D en la palma de las manos. Extiende con suavidad el bálsamo antipicor por todo el cuerpo, con grandes movimientos de barrido y por toda la superficie de las manos para no sensibilizar la piel irritada, y para mayor rapidez.

En las zonas con tendencia al picor intenso, también puedes aplicar el para un rápido efecto antipicor. Si ciertas zonas de tu cuerpo están particularmente inflamadas, el Spray de agua termal también puede utilizarse con una compresa empapada y aplicarse a la zona caliente durante unos diez minutos.

Esta rutina de cuidado de la piel calmante se recomienda especialmente por la noche, antes de acostarse, para evitar los picores nocturnos.

Nota: Si el sarpullido supura, sustituye tu bálsamo antipicor por el Spray reparador absorbente Cicalfate+. Utiliza esta rutina de cuidado diariamente hasta que la lesión vuelva a estar seca.