AV_Institutional_Instagram_Post_Quarter3-2018_Hydrotherapy baths and treatment_High-resolution_5

Conservación Gestión controlada del Agua Termal de Avène

El Agua Termal de Avène se mantiene bajo estrecha vigilancia. Nuestro Centro de Investigación del Agua realiza cada año numerosos controles para garantizar su calidad. Al mismo tiempo, su captación y uso están estrictamente controlados.

Más que conscientes de la importancia de los ecosistemas y del suelo para la calidad del Agua Termal de Avène, desarrollamos numerosas acciones en el sitio de la cuenca circundante. Cada una de las entidades del sitio está comprometida con métodos de gestión sostenible, para proteger este recurso exclusivo y natural.

 

 

Una gota de agua termal

Carácter benéfico

Orígenes del Agua Termal de Avène

El Agua Termal de Avène se encuentra en rocas, conocidas como “Dolomitas”, que se formaron hace 530 millones de años. Estas rocas forman un depósito permeable empinado a unos 500 metros de profundidad. Esto es lo que permite que el agua termal circule en las profundidades a más de 800 metros bajo tierra. A su alrededor hay rocas compuestas por esquistos y areniscas de baja permeabilidad.

El impluvium de Avène es la superficie que recoge el agua de lluvia que posteriormente formará el Agua Termal de Avène. El agua se infiltra directamente en los Dolomitas o se escurre en zonas de baja permeabilidad a través de los ríos.

El surgimiento del Agua Termal de Avène

Tras infiltrarse en la superficie del impluvium, el agua de lluvia migra lentamente hacia las profundidades de las rocas.

A medida que circula por las Dolomitas, se va enriqueciendo con elementos de la roca. Se calienta hasta unos 60 °C.

Al final de su recorrido, que dura entre 50 y 200 años, el agua termal sube de forma natural, se enfría ligeramente y luego emerge en el manantial de Sainte-Odile, situado en Les Bains d'Avène. En la actualidad, tres tanques captan el Agua Termal de Avène para alimentar el centro de hidroterapia y la planta de producción.

  • <span class="ezstring-field">AV_Institutional_Instagram_Post_Quarter3-2018_Water Laboratory_High-resolution_4 367x452</span>
  • <span class="ezstring-field">AV_Institutional_Instagram_Post_Quarter1-2018_Drilling_Low-resolution_1 367x452</span>
  • <span class="ezstring-field">AV_Institutional_Instagram_Post_Quarter3-2018_Drilling_Low-resolution_3 367x452</span>

Aquí no queremos simplemente tomar el agua termal y usarla. Queremos ocuparnos de ella.

Sandrine Bessou-TouyaJefa del Centro de Investigación del Agua y directora de Investigación Aplicada de I+D de Dermocosmética: Cuidado Personal

Aprender más para proteger mejor

Mantener las condiciones constantes garantiza que el Agua Termal de Avène conserve sus cualidades especiales. Desde que se adquirió el lugar en 1975, observamos y analizamos el Agua Termal de Avène para comprenderla mejor y conservarla.

Aún hoy, continuamos esta labor de control e investigación científica en interés del agua, de los huéspedes y de nuestros consumidores, cuya piel exige lo mejor.

El trabajo del Centro de Investigación del Agua

El Centro de Hidroterapia de Avène es el único en Francia que se beneficia del seguimiento científico de un Centro de Investigación del Agua.

  • Más de 1000 muestras de control al año.
  • 49 000 análisis anuales.
  • 10 puntos analizados en el impluvium de Avène.
  • Colaboración con expertos externos: CNPF (Centre National de la Propriété Forestière, Centro Nacional de la Propiedad Forestal), BRGM (Bureau de Recherches Géologiques et Minières, Oficina de Investigaciones Geológicas y Mineras).

En la fabricación, queremos ser ejemplares en la gestión medioambiental.

Séverine Roullet-FurnemontResponsable de RSE y Desarrollo Sostenible del Grupo Pierre Fabre

Utilización eficaz del Agua Termal de Avène

La abundancia del Agua Termal de Avène hace innecesario su almacenamiento o cuidado. Esto garantiza que se respeten plenamente sus propiedades. Para mantener esta calidad y su accesibilidad, solo recogemos el agua que necesitamos. Así que nos mantenemos muy por debajo del caudal autorizado. El agua que no se extrae ni se utiliza sigue su curso natural, uniéndose a las aguas del río Orb.