Beneficios del sol

El sol como fuente de bienestar

El sol es la fuente de la vida y es clave para nuestro desarrollo. Es una fuente innegable de placer, buen humor y alegría para nuestra salud mental y física. Un vistazo a tu aplicación del tiempo por la mañana y ya sabes si tu día va a empezar bien (o no) El término “trastorno afectivo estacional” se utiliza incluso cuando el sol escasea en invierno. El sol genera la producción de hormonas del bienestar y también garantiza nuestro equilibrio cronobiológico: la alternancia de los ciclos de sueño y vigilia. Una vida sin sol es imposible.   Pero el beneficio número uno del sol, esencial para la vida, es la síntesis de la vitamina D por la acción de los UVB. Unos minutos de exposición facial al día son suficientes para producir la cantidad necesaria de vitamina D, que permite que el calcio sea absorbido por el tracto digestivo y refuerza nuestro sistema inmunitario, protegiéndonos de las infecciones y los microbios circundantes.

 

El sol también tiene propiedades terapéuticas. La psoriasis, el vitíligo y el eccema son algunas de las enfermedades de la piel que mejoran con el sol debido al efecto antinflamatorio inducido por la radiación solar.

Sol con moderación

El sol también puede tener efectos negativos en la piel, debido a la radiación UVA y UVB:

  • Quemadura de sol,
  • envejecimiento de la piel,
  • manchas solares marrones
  • melanoma

UVA: estos rayos, muy penetrantes, alteran las fibras elásticas de la piel y son responsables del envejecimiento prematuro de la piel, que se manifiesta especialmente en forma de manchas solares de color marrón. Estos rayos también están implicados en el desarrollo de ciertos cánceres de piel y melanomas.

Los rayos UVB estimulan la melanina, provocando la aparición de un bronceado en 48 horas. Estos rayos son responsables de las “quemaduras solares” y del envejecimiento prematuro de la piel a largo plazo, y también pueden desencadenar el desarrollo de ciertos cánceres de piel. 

 

Los beneficios y los daños que el sol produce en la piel

Cómo proteger la piel del sol de forma eficaz

Para aprovechar al máximo el sol y disfrutar de sus beneficios con tranquilidad, una buena protección es esencial. Como es lógico, la ropa sigue siendo la forma más segura de protección. Si vas a exponerte al sol, es esencial que protejas tu piel con un buen protector solar, que tenga un factor alto para filtrar los rayos UVA y UVB.

ASESORAMIENTO AMABLE Y EXPERTO 

Lo que hay que hacer para disfrutar del sol (sin quemarse):

• No expongas a los bebés y niños pequeños a la luz solar directa.

• No te expongas al sol durante las horas más calurosas del día: de 11 a 16 horas.

• Utiliza ropa de protección adecuada (camiseta, gafas de sol, sombrero, etc.).

• No permanezcas demasiado tiempo al sol, aunque utilices protector solar.

• Vuelve a aplicarte el protector solar con frecuencia para mantenerte protegido, especialmente después de sudar, nadar o secarte con una toalla.

• Ten cuidado: si no utilizas la cantidad recomendada de protector solar, se reducirá significativamente el nivel de protección.

En el mismo rango

NUESTRAS SOLUCIONES PARA PROTEGER NUESTRO FUTURO

Los productos de cuidado de la piel Eau Thermale Avène están diseñados para proteger la piel y respetar los océanos

Eau Thermale Avène - Spray SPF 50+

Eau Thermale Avène - Spray SPF 50+

Protege