Sol y tratamiento médico

Los medicamentos y el sol

Algunos medicamentos y sustancias contienen moléculas que reaccionan a la luz ultravioleta, lo que significa que su estructura cambia cuando se exponen al sol y se vuelven alergénicas o incluso tóxicas. Estos cambios pueden provocar una mayor sensibilidad de la piel al sol, lo que se conoce como fotosensibilización.

¿Qué medicamentos son fotosensibilizantes?

Existen muchos: ansiolíticos, antibióticos, antidepresivos, antidiabéticos, tratamientos hormonales, etc. Si tienes un tratamiento médico, lee atentamente las instrucciones para ver si la luz solar es una contraindicación mientras tomas la medicación. Si estás planeando unas vacaciones, habla con tu médico de antemano para evitar riesgos de fotosensibilización.

¿Qué es un tratamiento o medicamento fotosensibilizante?

Los medicamentos y la luz del sol no siempre se llevan bien. Algunos tipos de tratamiento aumentan la sensibilidad de la piel al sol, por lo que debe tenerse especial cuidado antes de exponerse al sol.

Algunas moléculas de los medicamentos pueden volverse alergénicas o incluso tóxicas cuando se exponen al sol. Estos cambios pueden provocar una mayor sensibilidad de la piel al sol, lo que se conoce como fotosensibilización.

ASESORAMIENTO AMABLE Y EXPERTO

Aplicar los cuidados en el momento adecuado

Si es posible, toma el medicamento por la noche, hacia las 17 o 18 horas, en lugar de por la mañana.

Los beneficios y los daños que el sol produce en la piel

¿Cómo se produce la fotosensibilización?

Existen dos tipos de reacciones a la fotosensibilización.

Reacción fototóxica

La reacción fototóxica es el tipo más común de reacción, que no debe confundirse con la alergia al sol. Este tipo de reacción se produce cuando se utiliza una gran cantidad del producto fotosensibilizante. Se manifiesta en los minutos u horas siguientes a la exposición al sol y da lugar a la aparición de marcas rojas en las zonas expuestas al sol del rostro, el cuello y el escote, así como en los brazos, las piernas y los pies. Tras la reacción fototóxica inicial, la exposición posterior puede desencadenar una reacción retardada o fotoalergia.

Reacción fotoalérgica

Este es el tipo más raro de reacción y está causado por el uso de una pequeña cantidad de producto fotosensibilizante ya conocido por la piel. Aparece a las 24 horas o más de la exposición al sol y da lugar a la aparición de un intenso picor en las zonas expuestas al sol, similar a la urticaria o al eccema, que luego puede extenderse al resto del cuerpo. También pueden producirse anomalías en la pigmentación, con un color marrón o azulado.

La ausencia de reacción tras un año de tratamiento no significa que no haya riesgo. Pueden ser necesarias varias salidas al sol antes de tener una reacción alérgica fotosensible. Cuidado: ¡también puedes tener la misma reacción después de las sesiones de cama solar!

Qué hacer si tiene una reacción de fotosensibilización

En caso de reacción a un tratamiento fotosensibilizante, debe interrumpirse inmediatamente toda exposición al sol. Dependiendo de la gravedad, tu farmacéutico o médico te sugerirá una crema o gel para calmar el picor y tratar las ampollas.

Evitar el sol

Como medida preventiva, es aconsejable mantener las horas de exposición al sol al mínimo o simplemente no salir al sol.

Elegir la protección adecuada

Presta atención a lo que te dice tu piel: aunque las quemaduras solares suelen aparecer doce horas después de la exposición, los pacientes suelen describir una sensación de ardor en el momento de la exposición. En todos los casos, debe evitarse la exposición a los rayos UV y utilizar la máxima protección UVA/UVB.

Protegerse durante todo el año

Tanto en verano como en invierno, llueva o haga sol, los rayos solares afectan a la piel, por lo que es importante darle la protección diaria que necesita para mantenerla a salvo todo el año. Incluso en la ciudad, aplica una crema hidratante con un ligero factor de protección solar para filtrar los rayos UV, de modo que puedas disfrutar del almuerzo al aire libre con total tranquilidad.

Los antibióticos, al igual que otros medicamentos, son incompatibles con el sol y pueden provocar reacciones como granos, picores e incluso problemas de pigmentación. Si estás bajo un tratamiento médico, es esencial que leas las instrucciones antes de salir al sol para limitar los riesgos asociados a la exposición solar. 

Los medicamentos no son las únicas sustancias fotosensibilizadoras: algunos perfumes y otros cosméticos a base de alcohol también son fotosensibilizadores, así como ciertas plantas y frutas (hierba, perejil, cítricos, higos, etc.).   El caso más típico es cuando una persona se hace un jugo de limón, se toca el brazo y luego muestra marcas después de estar al sol. Como regla general, lávate siempre bien las manos después de comer o cocinar.
 

RESPONDEMOS A TUS PREGUNTAS

No: un simple paseo con buen tiempo puede provocar una reacción fototóxica. Este tipo de reacción, que es con mucho la más común de las fotosensibilizaciones, se presenta como una quemadura solar desproporcionada con respecto al nivel de exposición al sol.

La ausencia de reacción tras un año de tratamiento no significa que no haya riesgo. Pueden ser necesarias varias salidas al sol antes de tener una reacción alérgica fotosensible.

Los medicamentos no son las únicas sustancias fotosensibilizantes: algunos perfumes y otros cosméticos a base de alcohol, así como ciertas plantas y frutas (hierba, perejil, cítricos, higos, etc.) también son fotosensibilizantes. El caso más típico es cuando una persona se hace un jugo de limón, se toca el brazo y luego muestra marcas después de estar al sol. Como regla general, lávate siempre bien las manos después de comer o cocinar.

En el mismo rango

NUESTRAS SOLUCIONES PARA PROTEGER NUESTRO FUTURO

Los productos de cuidado de la piel Eau Thermale Avène están diseñados para proteger la piel y respetar los océanos

Eau Thermale Avène - Crema mineral FPS 50+

Eau Thermale Avène - Crema mineral FPS 50+

Protege

Eau Thermale Avène - Leche mineral FPS 50+

Eau Thermale Avène - Leche mineral FPS 50+

Protege, hidrata