Proteger las cicatrices

En la piel ya dañada, la exposición al sol desencadena una reacción inflamatoria, y las cicatrices pueden dejar marcas permanentes en la piel. Cómo proteger tu cicatriz del sol: ¿por qué no debes exponer tu cicatriz al sol? Nuestras respuestas a tus preguntas sobre el cuidado de la piel y las cicatrices.

¿Por qué las cicatrices dejan una marca mayor al sol?

Tu piel cuenta la historia de tu vida, que puede incluir tanto pequeñas lesiones como grandes accidentes. Las cicatrices no suelen ser agradables, pero son una realidad. Estas lesiones, que pueden ser más o menos profundas, pueden tardar en curarse. La epidermis, que es más fina y frágil en el lugar de la cicatriz, es muy sensible a los rayos UV durante todo el proceso de reparación de la piel.   Cuando se expone a los rayos del sol, la piel dañada se esfuerza por protegerse produciendo más melanina. Esto puede dar lugar a la aparición de pequeñas manchas marrones (los dermatólogos lo llaman hiperpigmentación poscicatrización).

 

Diferentes tipos de cicatrices

El color de una cicatriz es un buen indicador de la duración de la misma y del momento en que se encuentra en su proceso de curación.

Cicatriz rosa o roja

Una cicatriz rosa o roja es una cicatriz “fresca” de menos de 6 meses. Al no estar aún completamente reparada, la piel se oscurece fácilmente al sol. La solución, si es posible, es no exponer la cicatriz en absoluto, protegiéndola con una prenda o apósito y, si es necesario, con un FPS alto (al menos FPS 50).

Cicatriz blanca

Una cicatriz blanca es una cicatriz madura que ha completado su proceso de reparación. Aunque ya no hay riesgo de pigmentación, la cicatriz puede seguir reaccionando al sol. Por lo tanto, es mejor seguir aplicando un protector solar de alto FPS en la cicatriz, incluso en esta etapa.

Buenos hábitos para proteger tus cicatrices del sol

Buenos hábitos para proteger tus cicatrices del sol

  • Aplicar protección FPS en la cicatriz durante todo el año
  • En cuanto al resto del cuerpo, evita las horas de máxima exposición al sol, de 11 a 16 horas
  • En verano, utiliza un FPS alto cuando el sol esté más caliente.
  • En invierno, sustitúyelo por un FPS más ligero, pero evita bajar del FPS 15. En la montaña, utiliza un protector solar de al menos FPS 30 y nunca inferior, aunque creas que te has bronceado lo suficiente.

ASESORAMIENTO AMABLE Y EXPERTO 

¿Y si es demasiado tarde?

El daño está hecho y tu cicatriz se ha vuelto marrón o está rodeada de un tono marrón... Ahora solo hay que dejar que el tiempo haga su trabajo. Algunas marcas de pigmento pueden desaparecer con el tiempo, aunque esto suele tardar años en vez de meses. Si no puedes soportar ver tu cicatriz a diario, puedes considerar soluciones médicas más amplias, como productos despigmentantes, láser o cirugía.

En el mismo rango

NUESTRAS SOLUCIONES PARA PROTEGER NUESTRO FUTURO

Los productos de cuidado de la piel Eau Thermale Avène están diseñados para proteger la piel y respetar los océanos