Proteger y vigilar los lunares

¿Qué es un lunar?

Un lunar, o nevus, es una masa de células de color marrón que suele encontrarse en la piel o en las mucosas. Los lunares están formados por células melanocíticas, responsables del color de la piel y del bronceado. Comienzan a aparecer de forma exógena en la piel entre los 6 meses y el año de edad, y continúan creciendo hasta la edad adulta. La formación de los lunares depende de varios elementos:

  • Exposición al sol, especialmente durante la infancia
  • Color de la piel 
  • El sistema inmunitario del individuo

 

Efectos del sol en los lunares.

El sol es uno de los desencadenantes de la aparición de lunares, por lo que los bebés, salvo contadas excepciones, nacen sin ellos. Cuantos más lunares tenga un individuo, como es el caso de las pieles muy claras de tipo I o II, por ejemplo, mayor será el riesgo de desarrollar un cáncer de piel: el 35 % de estos cánceres se desarrollan a partir de un lunar existente. Por ello, los niños y adolescentes deben protegerse bien del sol para detener el crecimiento de los lunares y evitar que los existentes se conviertan en melanomas. El aspecto del melanoma es en sí mismo engañoso, ya que puede confundirse fácilmente con un lunar por su aspecto, su color marrón y su falta de molestias. Por eso, al igual que con la piel, es importante adoptar buenas prácticas para proteger los lunares de los rayos UVA y UVB, adoptando una fotoprotección estricta desde una edad temprana.

 

ASESORAMIENTO AMABLE Y EXPERTO 

Cómo proteger los lunares del sol

Para proteger los lunares y limitar el riesgo de melanoma, es importante protegerlos del sol, incluso los más pequeños, en la medida de lo posible. Se recomienda seguir estrictamente las reglas de la exposición al sol para evitar la aparición de nuevos lunares: 

  • Evitar la exposición al sol entre las 11 y las 16 horas
  • Mantenerse a la sombra frente a la exposición directa al sol
  • Reaplicar el protector solar cada dos horas
  • Limitar al máximo la exposición de los niños: su piel es mucho más sensible que la de los adultos. La ropa (sombrero, camiseta y gafas de sol) sigue siendo la mejor protección contra los rayos UV. 
  • Si es necesario, utiliza un protector solar de alto FPS aplicada sobre la piel con regularidad y en buena cantidad, y vuelve a aplicarla cada vez que se limpie la piel, y después de nadar o sudar. 

Las marcas de belleza y las pecas son fenómenos completamente diferentes. Las pecas están causadas por una acumulación de pigmento y suelen ser un signo de una piel muy blanca incapaz de protegerse del sol. Cuantas más pecas tengas, más se puede decir que la piel ha recibido demasiado sol. El pigmento se activa con la luz ultravioleta para desempeñar una función protectora.

Cómo comprobar tus propios lunares

¿Cómo se puede identificar si un lunar es maligno? ¿Y cómo puedes controlar la evolución de tus lunares desde cerca? Es esencial revisar los lunares o hacer que los examine un dermatólogo al menos una vez al año, y más a menudo si tu piel está en riesgo o si ha desarrollado un melanoma en el pasado. Tómate tu tiempo para observar la piel en su conjunto, sin olvidar ninguna zona del rostro y del cuerpo: 

1- Para el rostro, todas las zonas, sin olvidar sobre y detrás de las orejas.
2- Torso, espalda y laterales, frente a un espejo. 
3- Antebrazos, parte superior e inferior de los brazos, palmas.
4- La parte posterior de las piernas, los espacios entre los dedos de los pies, las plantas de los pies, los genitales.
5- La nuca y el cuero cabelludo, sector por sector, utilizando un espejo.
6- La parte baja de la espalda y los glúteos.

Aquí te presentamos una mnemotecnia que te ayudará a la hora de revisar tus lunares: la regla ABCDE. Cada uno de estos signos en la apariencia de un lunar es sospechoso y merece su atención:

  • A: Asimetría 
  • B: Bordes irregulares
  • C: Color no uniforme o variado
  • D: Diámetro superior a 6 mm
  • E: Evolución o cualquier cambio nuevo en el lunar

Cualquier cambio en tus lunares debe tomarse como una advertencia que requiere su atención, ya que los cambios pueden preceder al desarrollo de un cáncer de piel.

A: Asimetría- B: Los bordes son irregulares- C: Color no uniforme o variado- D: Diámetro superior a 6 mm- E: Evolución

A: Asimetría - B: Los bordes son irregulares - C: Color no uniforme o variado - D: Diámetro superior a 6 mm - E: Evolución
En el mismo rango

NUESTRAS SOLUCIONES PARA PROTEGER NUESTRO FUTURO

Los productos de cuidado de la piel Eau Thermale Avène están diseñados para proteger la piel y respetar los océanos