Cuidado de la piel para pieles sensibles

Cuidado de la piel para pieles sensibles

¿Quieres cuidar tu piel sensible y regalarte un momento de suavidad y bienestar? Descubre nuestros productos de cuidado: crema, mascarilla, exfoliante para pieles sensibles, etc., todos formulados para respetar la sensibilidad de tu piel.

Filtrar los productos

7 resultados

MÁS INFORMACIÓN

¿Cómo sabes si la piel de tu cuerpo es sensible?

La piel naturalmente sensible experimenta hormigueo, tirantez y ardor desde la infancia. Esta sensibilidad constitucional se debe a una película hidrolipídica más frágil que es vulnerable a las agresiones externas. También puede ir acompañada de piel seca, ya que la barrera protectora de la epidermis no es capaz de retener la humedad en la piel. Esta vulnerabilidad suele afectar también a las pieles finas y claras.

Los productos irritantes y decapantes, como los detergentes domésticos, frotar demasiadas veces, el agua dura en la ducha y el estrés también pueden causar molestias en distintas partes del cuerpo con piel sensible.

Atención: Si tu piel es sensible al tacto y con rojeces brillantes o incluso picores, es posible que tu piel tenga tendencia a las alergias o al eccema atópico. También puede deberse a una reacción a los irritantes.

¿Qué productos de cuidado corporal debes utilizar para la piel sensible?

La piel sensible del cuerpo requiere atención diaria a través de una  con tres pasos: ducha o baño, exfoliación e hidratación. Todos estos pasos deben llevarse a cabo de la manera más suave posible para reconfortar la piel sensible.

¿Cómo se limpia la piel sensible?

Algunas cosas que puedes hacer para cuidar tu piel frágil en la ducha o el baño:

  • Asegúrate de que la temperatura del agua no supere los 37 °C para no resecar la piel.
  • Por la misma razón, asegúrate de no sentarte en el agua durante más de diez minutos.
  • Utiliza un limpiador suave, sin jabón, como el , o la  para pieles secas y sensibles.
  • También puedes aplicar unas cuantas pulverizaciones del  sobre la piel humedecida. Emulsiona para que se convierta en un ligero fluido lechoso que nutrirá y realzará tu piel.
  • En las zonas sensibles, puedes terminar tu rutina de limpieza con una niebla del Spray de agua termal para eliminar los residuos de agua dura y cloro del agua del grifo.
  • Para disminuir el roce de la piel sensible del cuerpo, sécate con suavidad con una toalla.

Por último, para una protección contra los aromas y una reducción de la humedad durante 24 horas, aplica el diseñado para pieles sensibles, incluso cuando están recién afeitadas o depiladas.

¿Qué exfoliante corporal se debe utilizar para las pieles sensibles?

La exfoliación corporal ayuda a devolver la suavidad y la luminosidad a las pieles sensibles. Asegúrate de elegir una rutina de cuidado suave con perlas finas y delicadas como el . Sus activos de origen vegetal exfolian con suavidad, hidratan y alisan la textura de la piel.

El exfoliante corporal para pieles sensibles proporciona todos sus beneficios con un máximo de una o dos aplicaciones por semana.

¿Qué crema corporal se debe utilizar para las pieles sensibles?

La hidratación con cremas y bálsamos corporales es el tercer paso en la rutina diaria de cuidado de la piel sensible. Son esenciales para restaurar la barrera cutánea y prevenir la deshidratación.

Si tu piel es naturalmente sensible y no sufre ninguna afección médica, el  se convertirá en tu mejor amigo para conseguir una piel sedosa. Su textura cremosa y no pegajosa proporciona una hidratación duradera y reconfortante.

Para las pieles sensibles y secas de toda la familia, elige un producto nutritivo y protector de la línea TriXera Nutrition. Por último, si experimentas picores o síntomas de eccema atópico, la crema y el bálsamo de la línea XeraCalm A.D aliviarán tu piel gracias a sus ingredientes antipicores.