Geles limpiadores Geles limpiadores

Para completar el desmaquillado o simplemente para limpiar con suavidad el rostro, nada mejor que un gel limpiador para pieles sensibles. Existe una forma de lavar el rostro para cada tipo de piel, incluso para las más sensibles, que puedes añadir a tu rutina.

1 resultado

MÁS INFORMACIÓN

¿Cómo lavar el rostro?

El Gel limpiador Cleanance es la rutina de cuidado purificador esencial: elimina las impurezas y desobstruye los poros. Los poros obstruidos impiden que el sebo fluya y son los responsables de las imperfecciones como los puntos negros, las manchas, los microquistes y los brillos en la piel.

El Gel limpiador Cleanance ayuda a la piel a regular la sobreproducción de sebo y así disminuir la aparición de imperfecciones y acné. Este es el mejor limpiador facial para cuidar la piel grasa o con tendencia acneica.

El Gel limpiador Cleanance está indicado tanto para adultos como para adolescentes con pieles grasas y con tendencia a las manchas. Este gel limpiador facial para hombres y mujeres limpia en profundidad respetando la piel sensible. Está formulado sin jabón, con un pH fisiológico y un 84 % de ingredientes naturales. Además, estos ingredientes activos junto con el agua termal ofrecen una sensación de frescura y limpieza inigualable.

Por la noche, el Agua micelar Cleanance quita el maquillaje y limpia la piel grasa y con tendencia acneica en un solo paso.

Si tienes acné severo y te sometes a rutinas de cuidado que puedan resultar secantes e irritantes, sustituye tus limpiadores habituales por la Crema limpiadora calmante Cleanance Hydra.

Si los brillos y las imperfecciones solo se localizan en la zona T (frente, nariz y mentón), probablemente tengas piel mixta. Una textura de gel espumoso más ligera, como la Espuma limpiadora facial, requilibrará la producción de sebo en la zona T al tiempo que protegerá las mejillas sensibles.

Sin embargo, si tienes la piel seca, elige un gel limpiador nutritivo como el Gel limpiador nutrifluido TriXera Nutrition, que es adecuado para toda la familia.

¿Cómo se utiliza un gel limpiador?

Por la mañana, el Gel limpiador Cleanance ayuda a regular el exceso de sebo acumulado durante la noche, especialmente en contacto con la almohada. Por la noche, también quita los restos de maquillaje, el polvo y el sudor.

Antes de limpiar el rostro, asegúrate de lavarte las manos con agua y un jabón suave para evitar la propagación de bacterias al tocar la piel.

El gel limpiador es muy fácil de usar: una pequeña cantidad de producto emulsionado entre las manos es suficiente para limpiar todo el rostro.

En primer lugar, humedece el rostro con agua tibia. Asegúrate de que el agua no esté demasiado caliente, ya que podría resecar la piel o estimular la producción de sebo.

En segundo lugar, haz espuma con el gel limpiador en las manos y aplícalo por todo el rostro con movimientos circulares, evitando el contacto con los ojos. En el caso de las pieles mixtas y grasas, hay que centrarse en la zona T, que suele estar más obstruida, y luego solo tocar las mejillas si están más secas, para no irritarlas. No olvides limpiar también la zona del cuello y el escote, partes del cuerpo que también pueden ser propensas al exceso de sebo.

A continuación, enjuaga el rostro con agua fría para cerrar los poros. Ya has eliminado todas las impurezas del día o de la noche, ¡así de sencillo!

Seca el rostro con una toalla limpia sin frotar, dando pequeños toques para no irritar la piel.

Termina tu rutina de limpieza facial con el Spray de agua termal para eliminar los residuos de agua dura y cloro del agua del grifo.

Por último, aunque tu piel sea grasa, la hidratación es esencial. Sea cual sea la naturaleza de tu piel, no dejes de aplicarte una crema de día o una crema de noche adaptada a tus necesidades.

¿Cómo se abren los poros del rostro?

El sudor, el polvo, el exceso de sebo y los restos de maquillaje pueden obstruir los poros y, por lo tanto, provocar imperfecciones en el rostro.

Aquí tienes dos de nuestros consejos de belleza para abrir los poros y maximizar la eficacia de tu limpiador facial diario.

Una o dos veces por semana, exfolia tu rostro con la Mascarilla exfoliante Cleanance para eliminar la piel muerta. Este paso de belleza es esencial para refrescar la piel grasa y con tendencia acneica.

Después de utilizar el exfoliante facial, date un baño de vapor. Trata de inclinar el rostro sobre un recipiente de agua hirviendo durante cinco o diez minutos con una toalla sobre la cabeza. Este método, similar a una inhalación médica, es especialmente eficaz para abrir los poros y dar la bienvenida a las rutinas de cuidado posteriores. Además, estimula la circulación sanguínea y hace que el rostro se ilumine. Puedes terminar con suavidad este momento de relajación refrescando tu rostro con una agradable niebla del Spray de agua termal.