Explicación de las erupciones cutáneas

Las erupciones cutáneas forman parte de una piel viva, dañada y en reparación. Nuestra piel es nuestro primer escudo contra el mundo exterior. Nos protege cada día de muchos agentes irritantes diferentes. Pero a veces es “demasiado”: ciertos factores alteran la barrera cutánea y provocan una inflamación.

Enrojecimiento, hinchazón, manchas, ardor, tirantez, picor... Las erupciones cutáneas tienen muchas formas y se producen en diferentes partes del cuerpo, incluidas las zonas más íntimas. Es importante identificar la causa para tratar la erupción cutánea adecuadamente. Tu piel te necesita: échale una mano para ayudarla a calmarse y repararse...

Cómo diferenciar una erupción cutánea de una alergia

Enrojecimiento del rostro, manchas en los brazos, granos entre los dedos o en el rabillo del ojo... Cuando la piel clama por ayuda, es natural querer encontrar una explicación. Y a veces surge la pregunta: ¿es una alergia o “solo” una erupción cutánea?

Las erupciones cutáneas suelen ser mucho más comunes que las verdaderas alergias cutáneas. Parecen una inflamación bastante localizada en el lugar de contacto con un factor irritante.

Las alergias, en cambio, son una reacción inmunológica (a un alérgeno). En la piel, esto se manifiesta en forma de signos evidentes: manchas rojas con pequeñas vesículas de eccema, picor intenso, hinchazón y supuración, a veces, con un intenso prurito.
Si tienes reacciones alérgicas, consulta a tu médico inmediatamente. Pueden remitirte a un dermatólogo o alergólogo para que te haga pruebas de alergia y determine el componente que hace reaccionar tu piel.

“El sarpullido que sufría en el rostro tenía un gran impacto en mi salud mental y en mi confianza. Debido a esto, también me volví muy ‘irritable’. Desde que identifiqué la causa y ajusté mis cuidados personales en consecuencia, ¡ya ni siquiera pienso en ello!”

Aurélie42 años

Irritación por contacto: la erupción cutánea más común

El tipo más común de erupción cutánea es la irritación por contacto (“dermatitis de contacto irritante”). Esta erupción cutánea puede producirse cuando una prenda de vestir roza repetidamente el mentón, cuando hay fricción entre la piel de los muslos, la sudoración durante la práctica deportiva, la reacción a un producto mal tolerado (crema, detergente, etc.), así como pequeñas lesiones frecuentes... Existen muchas oportunidades de entrar en contacto con sustancias irritantes ¿Cómo puedes calmar tu piel irritada en unos sencillos pasos? ¡Te lo contaremos todo!

Prevenir y calmar las erupciones cutáneas

SOS para las nalgas irritadas del bebé

Auch... Es duro para ti ver las nalgas de tu bebé tan rojas y doloridas. Pero no hay que asustarse. La dermatitis del pañal es una erupción cutánea leve que suele remitir en pocos días si se toman las medidas adecuadas.

 ¡Todo lo que necesitas para calmar a tu pequeño!

Erupción cutánea infecciosa: la vigilancia es clave

Herpes, varicela, herpes zóster, impétigo... Algunas erupciones cutáneas pueden deberse a una infección viral, bacteriana o fúngica, como suele ocurrir con las infecciones genitales. Si esta es tu experiencia, asegúrate de consultar a un farmacéutico o a un médico.

  • <span class="ezstring-field">av_votre-peau_cicatrisation_irritations-infectieuses_varicelle_4x5_367x460</span>
  • <span class="ezstring-field">av_votre-peau_cicatrisation_irritations-infectieuses_herpes_4x5_367x460</span>
  • <span class="ezstring-field">av_votre-peau_cicatrisation_irritations-infectieuses_zona_4x5_367x460</span>

¿Y si se trata de una enfermedad de la piel?

Manchas, enrojecimiento, picores... ¿Tienes una erupción cutánea recurrente que empieza a ocupar demasiado espacio en tu vida? Puede tratarse de una enfermedad crónica de la piel, como la psoriasis o el eccema. Afortunadamente, hay muchas soluciones tranquilizadoras.

Todos nuestros consejos para tratar la psoriasis y el eccema

ASESORAMIENTO AMABLE Y EXPERTO

Cuida tu piel eligiendo productos con una tolerancia óptima para las pieles sensibles (aquellos con una cantidad mínima de ingredientes) y evitando los agresores externos (como el frío, el calor, el viento y el sol). También hay que prestar atención a los factores del estilo de vida: eliminar los factores que provocan el estrés, como el tabaco, el alcohol, ciertos alimentos y, por supuesto... el estrés.

Consejos para tratar la erupción cutánea

Como puedes ver, existen muchas causas de erupción cutánea. Así que, por supuesto, las soluciones varían... Sin embargo, puedes deshacerte de la mayoría de los tipos de erupción cutánea con unos sencillos pasos. ¿Nos calmamos?

  • Deja que la piel descanse suspendiendo el uso de cualquier producto sospechoso.
  • Limpia la piel con un producto con un pH acorde al de la piel.

  • Aplica un producto de cuidado de la piel adecuado que tu piel pueda tolerar para ayudar a la piel a repararse.
  • Protege tu piel del sol con un protector solar de muy alto FPS

Todo lo que necesitas saber para tratar la erupción cutánea frecuente

Piel y COVID-19: hablemos de ello

Mascarillas, cambios en el estilo de vida, estrés... Tu piel está enfrentando una dura batalla. Esta situación sin precedentes puede provocar una erupción cutánea. Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a calmar y cuidar tu piel.

Cómo cuidar tu piel durante el COVID-19

Una gota de agua termal

NUESTRAS SOLUCIONES PARA REPARAR TU PIEL

Los productos imprescindibles para reparar, calmar y purificar la piel sensible e irritada de toda la familia.
RESPONDEMOS A TUS PREGUNTAS

Estamos aquí para ayudarte a distinguir la realidad de la ficción.

Sí, el estrés puede provocar sarpullidos, sobre todo en las personas con piel sensible. El estrés afecta a la inmunidad de nuestra piel, haciéndola más frágil y disminuyendo su capacidad de renovación. Puede ser una vía directa para el eccema, la psoriasis, el acné y otras afecciones. ¿Cuál es la solución? Aprende a controlar el estrés y a sentirte mejor en tu piel.

La mayoría de las erupciones cutáneas frecuentes están relacionadas con el contacto con un factor irritante (fricción, frío, viento, sol, reacción a un producto, etc.). Sin embargo, algunas erupciones pueden estar causadas por una infección viral, bacteriana o fúngica, y pueden requerir tratamiento con medicamentos. En caso de duda, consulta a un profesional de la salud.
Todo lo que necesitas saber sobre las causas de las erupciones cutáneas

El tratamiento de una erupción cutánea depende, por supuesto, de la causa. Pero hay algunas formas de calmar la piel inflamada: identificar el factor irritante y eliminarlo (¡esta será tu “misión”!), utilizar limpiadores suaves y sin jabón, y aplicar una crema reparadora de la piel.
Todo lo que necesitas saber para cuidar tu erupción cutánea

El tratamiento de la erupción cutánea anal depende de la causa. Una buena higiene es, por supuesto, esencial: limpiar la zona suavemente después de cada evacuación con agua o un producto suave sin jabón, y secar bien. También puedes utilizar cremas calmantes y curativas. Consulta a un especialista de la salud si los síntomas persisten o empeoran.

Se recomienda encarecidamente consultar a un médico para determinar la causa de la erupción cutánea. Algunas erupciones en la piel de la zona íntima están relacionadas con una infección bacteriana, fúngica o viral, y requieren tratamiento médico. Para ciertos tipos de inflamación, como las que afectan la vulva (vulvitis) o el glande (balanitis), también puedes elegir un tratamiento que combine cobre y zinc para una acción antibacteriana y antifúngica.

En términos sencillos, la dermatitis del pañal es una erupción causada por la humedad y la acidez de las nalgas de tu bebé (por el uso de los pañales). Por eso, para evitarlo, es imprescindible cambiar al niño con regularidad. ¿Y si la erupción se produce de todos modos? Calma a tu bebé con cremas suavizantes, calmantes y reconstituyentes.
Lo último sobre la dermatitis del pañal

AV_CICALFATE_Brand-website_Cicalfate-plus -Repair-cream

Crema protectora reparadora Cicalfate+

“Desde que descubrí este producto, no puedo prescindir de él. Mi piel se ha reparado tras una gran espinilla y ha recuperado su flexibilidad”.

Karine, 42 años

MÁS: CURACIÓN DE CICATRICES

Una raspadura en la rodilla, un corte en el dedo, una quemadura en la mano, un rasguño en el rostro... Todos las conocemos bien, ¡nuestro hermoso equipo de pequeñas lesiones frecuentes! Pero, ¿sabes cómo cuidarlos adecuadamente para evitar marcas muy visibles en tu piel? Consejos, trucos y pequeños extras... Te contamos todo lo que necesitas para curar tus cicatrices correctamente.