Contenido

Reconocer el brote retencional

Piel grasa: es el terreno preferido para los “pequeños” problemas de la piel como los puntos negros y los microquistes, signos del acné retencional. Sigue esta guía para mantener las lesiones a nivel superficial y evitar la inflamación.

av_acne_retentionnelle_femme_1x1

¿Qué es el acné retencional?

Esta es generalmente la forma en que aparecen en el rostro de los adolescentes: los microquistes y los puntos negros son el resultado de la producción excesiva de sebo causada por los cambios hormonales de la pubertad.

Pero, ¿por qué se forman? Como el sebo es más espeso y se produce en mayor cantidad, no puede fluir a través de los poros y los pequeños orificios que sirven para expulsarlo acaban obstruyéndose. Esta acumulación de sebo favorece la formación de estas lesiones relativamente superficiales en la nariz, la frente, las mejillas y la barbilla, tanto en niñas como en niños.

Acné retencional: microquistes o puntos negros, ¿cuál es la diferencia?

Los microquistes y los puntos negros son las dos principales manifestaciones de los brotes retencionales.

Microquistes (o comedones cerrados)

Un microquiste es el resultado de un proceso que comienza con la piel grasa. El siguiente paso es la formación de un microcomedón: el sebo producido en exceso se espesa y cambia formando una especie de cuerno que obstruye los poros. En esta fase, la microlesión pasa desapercibida, pero el sebo que se acumula en la superficie acaba dándole un aspecto blanco. Esto se llama comedón cerrado.

Puntos negros (o comedones abiertos)

También hay comedones abiertos, conocidos como puntos negros. Este color se debe a la oxidación del sebo en contacto con el aire. Al igual que los microquistes, los puntos negros pueden desaparecer espontáneamente o hincharse. Por lo tanto, es importante actuar en esta fase.

 

Todo lo que necesitas saber sobre los granos

¿Cómo puedo cuidar de mi piel con tendencia acneica?

Si notas la aparición de microquistes, puntos negros o ambos en tu rostro al mismo tiempo, ¿qué debes hacer? 

El primer paso es elegir cuidadosamente los productos de higiene diaria. Para la limpieza el agua micelar o un gel limpiador suave y sin jabón ayudarán a reducir el exceso de sebo y a matificar la piel sin desprotegerla. Debes adoptar una rutina por la mañana y por la noche para una mayor eficacia.

El paso de la hidratación también es muy importante, incluso si tu piel es grasa. De hecho, una piel con hidratación insuficiente reacciona y produce más sebo. Elige una crema ligera, no grasa, matificante, antimanchas y no comedogénica. Y puedes aplicar una mascarilla exfoliante con propiedades limpiadoras y absorbentes, aunque no más de dos veces por semana.

Si tratas los brotes retencionales con terapias dermatológicas, ten en cuenta que algunas de estas pueden resecar la piel. Tendrás que cambiar a productos de cuidado diario de la piel especialmente formulados para la piel reseca por las terapias contra el acné.

Rutina para piel con tendencia acneica en adultos

 

av_acne_retentionnelle_1x1

ASESORAMIENTO AMABLE (Y EXPERTO) 

¿Por qué es importante tratar de inmediato el acné retencional?

Ya sea abierto o cerrado, un punto negro es el entorno ideal para que prolifere la bacteria Cutibacterium Acnes. El siguiente paso es el desarrollo de pápulas (granos grandes, duros y rojos) y pústulas (estos granos contienen un líquido purulento). Cuando esto sucede, los brotes se hinchan.

Por lo tanto, lo ideal es tratarlos de antemano. ¿Cómo? Algunos productos innovadores para el cuidado de la piel se enfocan en los brotes durante la etapa de los micropuntos negros. Cuando se aplica este tipo de terapia, se tratan los microcomedones existentes y se evita que aparezcan otros nuevos.

Los pasos correctos para los brotes retencionales

Aunque puede ser muy tentador reventar los puntos negros o blancos, es mejor no tocarlos. El riesgo es la hinchazón y los brotes, que son más difíciles de tratar. El uso de productos antimanchas y no comedogénicos adaptados a tu tipo de piel será más eficaz para mantener los brotes a nivel superficial. 

De la misma gama

Nuestras soluciones para tratar el acné retencional

Los cuidados Eau Thermale Avène están diseñados para reconciliarte con tu piel.

Eau Thermale Avène - Agua micelar Cleanance

Eau Thermale Avène - Agua micelar Cleanance

Desmaquilla - Matifica - Limpia

Eau Thermale Avène - Cleanance Gel limpiador

Eau Thermale Avène - Cleanance Gel limpiador

Matifica - Limpia - Purifica

Eau Thermale Avène - Cleanance Comedomed Concentrado anti-imperfecciones

Eau Thermale Avène - Cleanance Comedomed Concentrado anti-imperfecciones

Calma - Matifica - Afina los poros

Eau Thermale Avène - Emulsión matificante Cleanance

Eau Thermale Avène - Emulsión matificante Cleanance

Hidrata - Matifica - Afina los poros

Eau Thermale Avène - Cleanance Mascarilla exfoliante

Eau Thermale Avène - Cleanance Mascarilla exfoliante

Matifica - Purifica - Reduce el exceso de sebo

Eau Thermale Avène - Agua Termal de Avène

Eau Thermale Avène - Agua Termal de Avène

Calma - Restaura la barrera cutánea

Volver al principio