Afección inflamatoria crónica de la piel y eccema en niños: nuestros cuidados y consejos contra el picor

Contenido

Afección inflamatoria crónica de la piel y eccema en niños: nuestros cuidados y consejos contra el picor

¿Por qué pica el eccema y la afección inflamatoria crónica de la piel?

Aquí hablaremos principalmente del eccema. En el caso de los niños, las manchas de afección inflamatoria crónica de la piel no suelen picar o pican muy poco. ¿Por qué pica el eccema? Si tú padeces un eccema, es posible que hayas transmitido involuntariamente a tu hijo una afección cutánea atópica. En términos claros, la barrera cutánea de tu hijo no está funcionando tan bien como debería. La piel se vuelve más seca y está más expuesta a infecciones y alérgenos. El resultado es la aparición de manchas, zonas rojas y picores. Esto tiene un fuerte impacto en la calidad de vida de tu hijo, y en la tuya, ya que puedes tener dificultades para conciliar el sueño, bajo estado de ánimo, etc.

Ceder al picor (prurito) aumenta el número de lesiones y el riesgo de infección secundaria. Alimenta la irritación que desencadena el deseo de rascarse de nuevo y encierra al individuo en un círculo vicioso.

AV_ATSW_Spray_Soothing baby-s irritations_social_post_3282779003124_LD-jpg

Cómo aliviar el picor

Calmar la piel de tu pequeño es esencial. Algunos pasos sencillos pero útiles pueden ayudar. En primer lugar, no le prohíbas a tu hijo que se rasque. Estos consejos suelen tener el efecto contrario en los niños. 

El frío alivia el picor. Ten a mano agua termal y un ventilador para refrescar la piel.Masajear la piel con guijarros lisos guardados en la nevera. 

Cuando le pique la piel, anima a tu hijo a rascarse con otra cosa, como su manta. Y si las ganas son realmente muy fuertes, tu hijo puede usar la palma de la mano para frotar o golpear suavemente la piel. O bien, ¿por qué no probar una rueda de masaje? 

Por último, puedes intentar desviar la atención de tu hijo. Jueguen, canten, bailen juntos... ¡lo que haga falta!

Evitar el picor: ¿qué beneficios tienen los emolientes?

La aplicación de un producto de cuidado emoliente ayuda a restablecer la función de “barrera” de la piel de tu hijo y evita los picores. Además de la eficacia de estas terapias, la aplicación del emoliente puede convertirse en un verdadero momento de intercambio y de unión.

El momento adecuado para los emolientes

Lo ideal es aplicar la terapia por la noche, después del lavado. E incluso si las lesiones desaparecen, repite la terapia cuando el picor cese para espaciar los brotes de eccema.

Utilizar emolientes en todo el cuerpo

De la cabeza a los pies, masajear el emoliente en cada parte del cuerpo, teniendo cuidado de evitar las manchas. ¿Y el rostro? Aplicar el emoliente en pequeñas pinceladas, sin olvidar la parte posterior de las orejas. Para los párpados, la boca y las comisuras de los labios, utiliza las yemas de los dedos. 

Y para que la aplicación de los emolientes sea divertida, ¿por qué no utilizar nuestra canción infantil sobre Coco, la catarina, y Leo, el leopardo?

 

ASESORAMIENTO AMABLE Y EXPERTO

¿Y si tu hijo no puede quedarse quieto?

No siempre es fácil que los niños más pequeños se queden quietos mientras se hidratan. Eau Thermale Avène te ayuda. Con 21 historias para no rascarse, podrás seguir las aventuras diarias de Pikédoo y su “zema”. Es una forma estupenda de ayudarte a aplicar emolientes en la piel de tu hijo mientras lo mantienes tranquilo. Es un pequeño y sencillo extra que te ayudará a entender mejor tus problemas de piel y a adoptar los hábitos adecuados en el día a día... casi sin pensarlo.

Lo que hay que hacer para evitar los picores

Debes aprovechar cualquier oportunidad para optimizar tu ritual de cuidado de la piel. La prevención es la mejor manera de combatir el picor. 

Qué hacer y qué no hacer: Baña a tu hijo solo una vez al día con agua tibia durante no más de 15 minutos. Utiliza solo productos de limpieza suaves y sin jabón. Seca con palmaditas sin frotar. Intenta vestir a tu hijo con ropa de algodón. Evita exponerlo a sustancias alergénicas (cabello de animales, polvo, etc.).

Y para evitar que se rasque las lesiones, recórtale las uñas con regularidad y enséñale a no tocarse las manchas de eccema desde pequeño.

De la misma gama

Nuestras soluciones para los picores

Los productos de cuidado de la piel de Eau Thermale Avène están diseñados para calmar la piel del bebé.

Eau Thermale Avène - XERACALM A.D Aceite Dermo-Limpiador Relipidizante

Eau Thermale Avène - XERACALM A.D Aceite Dermo-Limpiador Relipidizante

Nutre - Calma - Limpia

Eau Thermale Avène - Agua Termal de Avène

Eau Thermale Avène - Agua Termal de Avène

Calma - Restaura la barrera cutánea

Eau Thermale Avène - XeraCalm A.D Bálsamo relipidizante

Eau Thermale Avène - XeraCalm A.D Bálsamo relipidizante

Nutre - Calma - Hidrata

Volver al principio